Las promesas del fútbol comienzan el campus AC Milan en Andalucía

25.06.2017

El Milan Camp de Andalucía 2017 ya está en marcha, un campus de fútbol de verano que espera convertirse en una referencia. Perfecccionar su técnica como futbolistas, pero sobre todo, formarse en valores sintiéndose como un deportista profesional dentro y fuera del campo. Con esta filosofía ha arrancado esta mañana en el Hotel Antequera Golf el Campus del AC Milan en Andalucía, que reúne a 51 jóvenes futbolistas de diferentes edades en lo que será una semana de entrenamientos, actividades complementarias y convivencia.

El campus ha comenzado con la toma de contacto entre monitores y alumnos, entrega de material y charlas técnicas, tanto con los jugadores como con los padres. El alumnado viene desde toda la región, con una parte de internos en las instalaciones del hotel de 4 estrellas, y otra parte de alumnos externos de Antequera y localidades cercanas que regresarán a casa cada noche.

"Un jugador se hace durante las 24 horas del día y lo que se haga fuera del campo, se reflejará después en él, aquí tenemos claro que un rival no deja de ser un compañero y por eso en el campus vamos a insistir en que el fútbol no solo se juega en el campo, son importantes tanto las horas de descanso, como la alimentación, el ocio y el trato a los compañeros", explica el director de Milan Camp en España y Portugal, Kiko Vegas.

El campus está coordinado por Jesús Marín, contando con entrenadores que forman parte de las categorías de la cantera de Milanelo y otros locales, quienes han realizado grupos entre los jugadores en función de la edad.

"Hemos venido entrenadores profesionales desde Italia con la intención de aplicar el Método Milan, nuestra intención es que el campus ayude a los chicos a hacerse mejores en el día a día", ha asegurado el coordinador internacional de los Milan Junior Camp, Danielle Pacagnan.

El Campus del Milan en Andalucía contará con sesiones en el estadio El Maulí, campo de césped natural que este año ha acogido partidos de la fase de ascenso a Segunda B y que ha llegado a albergar partidos interionales. Precisamente, gestionar el estrés del futbolista en grandes escenarios es otra de las misiones de un campus que pretende reforzar la candidatura de Antequera como Ciudad Europea del Deporte.